Inicio / Escritores / Nueve características del mercado del libro ucraniano

Nueve características del mercado del libro ucraniano

La gente no paga por el contenido. Yo, que básicamente compro todo, soy la excepción. La mayoría de la gente a mi alrededor descarga literatura en línea. Por un lado, esto es piratería y, por otro, una aversión ordinaria a gastar dinero. Pero confío en que el hábito de comportarse de manera diferente se arraigará; ya hay demanda para ello. La gente se está dando cuenta poco a poco de que el contenido debe ser comprado. Puede decirse que la música de Apple, que ha entrado en el mercado ucraniano, es una prueba de ello. ¿Quién hubiera pensado que la gente de aquí compraría música cuando todo está disponible en los medios sociales? La llegada de tal corporación a Ucrania significa que nuestro mercado ha sido evaluado como interesante y rentable. Esto es una buena señal. Aquí, se puede establecer un paralelismo con el mercado del libro. Está claro para mí que ya hay demanda de acceso a contenidos ligeros, estéticamente agradables y de calidad por los que la gente está dispuesta a pagar.

Comprar un libro no significa leerlo. En los últimos 25 años, la lectura y la educación se han depreciado enormemente. Sólo miren nuestras universidades, que no dan acceso a las bases de datos mundiales de recursos académicos, y no compran libros para sus bibliotecas. Y esto ya no es una cuestión de financiación estatal, sino una cuestión de voluntad que sólo se centra en aceptar sobornos de los estudiantes. Nadie quiere cambiar. Porque es más sencillo imprimir los libros de texto de los profesores, venderlos a los estudiantes y dar las mismas conferencias que se han dado en los últimos 20 años.

La gente no se regala libros. Los libros siempre fueron considerados como el regalo perfecto. Pero la gente ahora se ríe de esta frase. La sociedad valora el dinero fácil. Los valores que promueven muchos ucranianos son no trabajar, obtener un presupuesto y robar. No hay lugar para los libros en tal visión. Pero la situación está cambiando lentamente.

El mercado está en el umbral de un cambio cualitativo. Cuando entras en una librería en Occidente, inmediatamente te sorprende el impresionante nivel de estética visual y diseño, así como la amplia gama de libros interesantes en la intersección de muchos campos diferentes. Pensar fuera de la caja es la principal tendencia. Ucrania todavía tiene un largo camino por recorrer cuando se trata de esto. Para empezar, tenemos que aprender a hacer algo fundamental. Al menos, empezar por publicar los clásicos ucranianos de una manera hermosa.

Nuestros lectores están muy interesados en los libros de autoayuda. Los agentes que representan a las editoriales occidentales han notado un detalle interesante: los mercados ucraniano y chino simplemente “devoran” los libros de autoayuda. Incluso ahora todo el mundo quiere saberlo todo y al instante. Es lo mismo que hacerse rico al instante… Sin embargo, hay libros de calidad en el rango de tal literatura y planeamos publicarlos. Pero de nuevo, volvemos al hecho de que debería haber una base académica para empezar. Crecer sólo sobre la base de tal género es imposible.

El mercado ucraniano es difícil de estimar. Pero está creciendo, en un promedio de tres a cinco por ciento al año. Alrededor del 70% de los libros vienen de Rusia. Toda la controversia sobre esto sólo sirve a los populistas. Hablo como representante del negocio que sufre el dominio de los libros de la Federación Rusa. Pedir prohibiciones no requiere mucho cerebro. No funcionan. Son métodos medievales. Gente que pide prohibiciones, ¡bienvenidos al 2016!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *